Sívori: el augurio de Maradona

El padre futbolístico del astro del Boca Juniors, no es ni más ni menos que otro astro universal del eterno rival, del River Plate. También formado en la calle, también genial con una zurda mágica, también alcanzó la gloria en Italia, también enloqueció a defensas de medio planeta con pases, regates y goles. También haría grande al Nápoles. Omar Sívori siempre jugaba sin espinillas, las medias blancas caídas en las botas, y es el jugador que auguró Maradona. Con Di Stéfano, aquí están los tres grandes de la historia del fútbol argentino, y tres de los más grandes de la historia del fútbol.

También, como los indiscutibles grandes, debutó al máximo nivel muy joven, a los 17 años en el River, donde cosechó dos títulos de campeón argentino en 1955 y 1956. En 1957, en Chile, fue el líder de la Albiceleste campeona de América del Sur. River acabó entonces el estadio Monumental con su millonario traspaso a la Juventus. En seguida, con Boniperti y John Charles, encantó a los tifosis con sus famosos túneles, regates y goles de su zurda mágica. En el primer año, la Juventus se lleva el título, con innúmeros pases y 22 goles de Sívori, tercer goleador italiano, John Charles fue pichichi con 28. La Juve repitió en 1960, con Sívori pichichi con 28 y John Charles tercero, con 22. En 253 partidos oficiales y 7 años hizo 135 tantos, cifras que Maradona no alcanzó.

El "cabezón", apodo ganado por un carácter que le valió unas cuantas expulsiones, es otra vez campeón en 1961, además de ganar dos Coppas en 1959 y 1960. Con tal palmarés, una clase y un arte deslumbrante, un dribbling que iluminaba las tinieblas del catenaccio naciente, es consagrado Balón de Oro en 1961. Un año más tarde disputa el Mundial 1962 con la Azzura, en Chile, naturalizado italiano, tras haber sido internacional argentino.

En 1965, Heriberto Herrera, técnico de la Juve, no piensa el fútbol como Sívori, que firma y juega 3 años en el Nápoles, que transformará en un grande de Italia, 20 años antes de Maradona. En esos bonitos años, con Sívori y el goleador brasileño Altafini, Nápoles, a la lucha con Inter, Milán y Juve, acabaría la Lega 4º, 3º y 2º, augurando la llegada de otro grande zurdo argentino, Maradona, el sucesor de Omar Sívori. Unos problemas crónicos con la rodilla izquierda, precipitaron su retirada anticipada a los 32 años.

Gianni Rivera, elegante artista del balón y su rival en el Milán, confesó, el día de su reciente desaparición, el 17 de febrero 2005, que "incluso para un adversario, era un placer verle jugar... pensaba antes que todos, ha sido un grande". Y la prensa habló de genio, maestro, sueño, leyenda, encanto, zurda mágica, y por fin de "Rey de Nápoles". Un título nada usurpado. Un título que comparten Sívori y Maradona, uniendo River Plate y Boca Juniors.
Fuente: Jean Pierre Bonenfant


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada