Giuseppe Meazza

Giuseppe Peppino Meazza convirtió a Italia en una potencia futbolística mundial. Cuando se habían disputado tan sólo tres mundiales, Italia había ganado ya dos. La squadra azzurra era el mejor equipo del mundo y Meazza su delantero centro.

Con tan sólo 17 años era el delantero centro del Inter de Milán. En su segunda temporada Meazza marcó 33 goles. En la tercera fue el máximo goleador del calcio y gracias a sus goles el Inter de Milán consiguió el título del Campeonato Italiano. A los 20 años Meazza era el ídolo de Italia.

Nacido en Milán en 1909 Giuseppe fue descrito por los especialistas de la época cómo un "cañonero técnico". Delantero de gran olfato de gol, poseía un magnífico disparo y gran habilidad técnica.

Debutó con Italia en 1930 contra Suiza y marcó dos goles. Desde entonces hasta 1939, Meazza fue indiscutible en aquella selección que conquistaría el Mundial de Italia en 1934 y el Mundial de Francia en 1938. Además, protagonizaría una de las jugadas más curiosas de la historia de los Mundiales al lanzar en las semifinales del Mundial de Francia de 1938 contra Brasil un penalti sujetándose los pantalones porque se le estaban cayendo, curiosamente marcando el lanzamiento. Tras el Mundial del 38 Meazza se fue al Milan en el que jugó hasta 1942.

Tras retirarse como futbolista, Meazza ocupó cargos directivos en el club que años más tarde cambiaría el nombre de su estadio por el de Meazza. Al igual que entonces, el nombre sigue inspirando temor a los rivales. Jugar contra Meazza significaba dificultades. Jugar en el Meazza también.

Giuseppe Meazza falleció en 1979 a la edad de 69 años. Disputó 440 partidos en la serie A italiana marcando 269 goles. Con la selección italiana jugó 53 partidos, y marcó 33 goles.
Fuente: Univision

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada