Enzo Francescoli

Nació el 12 de noviembre de 1961 en la ciudad de Montevideo (Uruguay). A los 14 años, luego de probarse sin suerte en los clubes Peñarol y River Plate de Uruguay, fue fichado por el Wanderers, donde debutó en marzo de 1980 (el mismo club en el que se inició el gran Obdulio Varela) y casi dos años después cruzó el Río de la Plata para recalar en River Plate, donde comenzaría otra historia.

Luego de ganar el Campeonato Sudamericano Juvenil de 1981, los dirigentes riverplatenses, bucando un remplazante del jugador Norberto Alonso, lo contrataron, luego de muchas idas y venidas. Y a los 21 años de edad debutó contra Ferrocarril Oeste, de la primera división del fútbol argentino, convirtiendo su primer gol de penalti.

Pero recién en las temporadas 1984 y 1986, Francescoli explotó y bajo las órdenes del técnico Héctor Veira, se coronó campeón y máximo goleador del Campeonato Argentino en dos oportunidades. En reconocimiento a su buena labor, ganó el Balón de Oro al mejor jugador del certamen argentino. Y en 1986 participó del seleccionado uruguayo en el Mundial de México del 86.

Después del Mundial se incorporó al Racing Matra de París, donde jugó tres años, consiguiendo en 1988 el premio al mejor jugador extranjero en la Liga Francesa. Un año antes de recibir tal distinción se consagró con el seleccionado uruguayo campeón de la Copa América de 1987. En 1989 pasó al Olympique de Marsella, equipo con el que ganó el título de campeón francés (uno de sus admiradores mientras era jugador del Olympique era Zinedine Zidane, quien luego llamaría Enzo a uno de sus hijos).

Después del Mundial de 1990, a los 28 años de edad, cumplió uno de sus mayores deseos, jugar en la Liga Italiana, vistiendo el uniforme del Cagliari, que bajo su liderazgo no sólo se salvó del descenso, sino que en la temporada siguiente clasificó para la Copa de la Uefa.

En la institución de la isla de Cerdeña se quedó hasta 1993, cuando fue cedido al Torino. Un año después comenzó la segunda parte de su historia, al regresar al club que tanto lo idolatró: el River Plate de Argentina.

En ese año participa con el representativo charrúa de la Copa América de Uruguay del 95, consiguiendo el título de campeón al vencer a Brasil 2-1 en la final. Esta sería su tercera Copa América con el uniforme nacional.

En tanto en River el Príncipe ganó la Copa Libertadores de América y el Torneo Apertura en 1996. Un año después integró el conjunto ganador de los campeonatos Clausura y Apertura, mientras que en 1997 ganó los torneos Clausura, Apertura y la Supercopa.

El primero de agosto de 1999, tras perder en 1996 con River la final de la Copa Intercontinental contra la Juventus de Italia 1-0 y no poder clasificar con Uruguay en 1997 para el Mundial de Francia del 98, Enzo Francescoli se retiró del fútbol activo en un partido despedida organizado en el estadio Monumental de River.

Así dijo adiós el delantero uruguayo de tranco largo. Un guapo del área que sin ser arrebatado supo convertirse en conductor y goleador de equipos. Querido por la afición y respetado por sus pares, Francescoli fue el máximo goleador extranjero en la historia de River Plate y el tercer máximo goleador extranjero en la historia del fútbol argentino.

Con la selección uruguaya jugó 73 partidos y marcó 17 goles convirtiendo en total en los distintos equipos que jugó 198 tantos, obteniendo ocho títulos con River Plate, uno con el Olympique de Marsella y cuatro con la selección de Uruguay (un Sudamericano Juvenil, la Copa Nehim y dos Copas América).
Fuente: Univision


Lo mejor de Enzo Francescoli


Homenaje musical a Enzo Francescoli

2 comentarios:

Anonymous dijo...

jajaja

el primer video lo hice yo...

gracias por publicarlo!

saludos

Anónimo dijo...

Maaaaaaal! Francescoli ganó TRES Copas América: 83, 87 y 95

Publicar un comentario