La cantera gremista

Pocos clubes en Brasil han presentado una cosecha tan buena de jugadores revelados por sus categorías de base como el Gremio. Hundido en una seria crisis económica y técnica tres años atrás, cuando fue descendido a la segunda división, el club se está reerguiendo con la fuerza de la cantera. Desde 2005, el Tricolor da a conocer por lo menos un gran jugador por temporada. Aquel año fue el turno del zurdo Anderson que, con sus regates y explosividad, devolvió un equipo desacreditado a la primera división brasileña. Y acabó siendo vendido al Oporto por más de 5 millones de euros.

Después, en 2006, la oportunidad la tuvo Lucas. El volante se apoderó del centro del campo y fue destaque del equipo en la Liga Brasileña. A partir de julio, pasará a brillar en el fútbol inglés, negociado con el Liverpool por 10 millones de euros. Ahora le toca a Carlos Eduardo. Compañero del dúo anterior en los juveniles, el mediapunta zurdo de 19 años está siendo uno de los puntales del Gremio.












Ronaldinho Gaucho>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>Anderson
Temporadas 96/2000>>>>>>>>>>>>>>>>>>>Temporadas 2004/2005
Club actual: Barcelona>>>>>>>>>>>>>>>>>Club actual: Manchester United














Lucas>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>Carlos Eduardo
Temporadas 2005/2007>>>>>>>>>>>>>>>>>Temporada 2007
Club actual: Gremio>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>Club actual: Gremio
Traspasado al Liverpool

Pero nada en la vida del joven de Ajuricaba (municipio a 430 km de Porto Alegre) parece haber sido fácil. Como la mayoría de los jugadores brasileños, Carlos Eduardo tuvo una infancia pobre. Cinco años atrás, fue descubierto por un ojeador del Gremio jugando a fútbol sala en su ciudad. Invitado para hacer pruebas en el Gremio, el chico tuvo antes que esforzarse mucho con entrenamientos físicos y buena alimentación para ganar fuerza.

Aprobado para los infantiles del Gremio, Carlos Eduardo pasó a destacar. Al llegar al equipo juvenil, recibió tratamiento para crecer y ganar cuerpo. Hoy, con 1,70 m y 65 kg (10 kg más que hace año y medio), ya resiste los golpes y no ha perdido velocidad. El entrenador de Carlos Eduardo en los juveniles, Julio Camargo, destaca que Carlos Eduardo pasó por todas las etapadas del fútbol base y será un jugador completo.

En el equipo profesional, Carlos Eduardo conquistó a su entrenador Mano Menezes, que lo mantuvo en el equipo. Antes, sin embargo, hizo críticas públicas al jugador al afirmar que Carlos Eduardo necesitaba dejar de ser un "jugador de balón" para convertirse en un "jugador de fútbol", referencia a la antigua falta de compromiso del mediapunta con los marcajes. Y las recomendaciones de Mano dieron su fruto. Hoy, el entrenador lo considera "pieza fundamental". "Siempre voy a aceptar lo que él decida, pues él siempre está pensando en lo mejor para el equipo", dice el muchacho. Carlos Eduardo tiene mucho futuro.

El próximo heredero

En el camino del suceso de Anderson, Lucas y Carlos Eduardo, Gremio prepara para la próxima temporada la presentación de su más joven joya: Rafael Carioca, un mediocentro de 18 años que viene siendo elegido mejor jugador de todos los torneos que el club participa. Además, de los 28 jugadores de la plantilla del primer equipo, 12 de ellos son jugadores formados en sus categorías de base. El club mantiene a 74 jugadores con más de 16 años con contrato profesional. O sea: todo indica que la fábrica de cracks del Gremio seguirá en plena actividad por los próximos años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada