Nilton Santos

Los aficionados, en general, de los más veteranos a los más jóvenes, saben quien fue Nilton Santos, que cumple 82 años. Pocos, sin embargo, conocen sus más curiosas historias a lo largo de 18 años de fútbol fino, aristocrático, basado mucho más en la inteligencia que la fuerza, más en el talento, la visión de juego que en el despeje que caracteriza los zagueros de hoy.

Innumerables comentaristas de su época sólo faltaban decir que Nílton dos Santos colocaba la bola en el bolso. Realmente, el lateral izquierdo más famoso del fútbol brasileño, no hacía eso, porque el uniforme no lo permitía. Pero de verdad faltó poco, muy poco, para que concretizara esa hazaña, como el lector puede comprobar aquí:

En el auge de su carrera, Nilton Santos fue invitado a un spot comercial de una famosa tienda de ropa prêt-à-porter, patrocinadora de grandes eventos deportivos. ¿Cual sería la aparentemente difícil tarea del jugador de Botafogo? Simplemente, hacer un control con una moneda y, después de un momento, encajarla en el bolsillo de la chaqueta. Nilton Santos, siempre cumplidor de su palabra, compareció al estudio y se quedó escandalizado cuando vio el tamaño de los bolsillos de la americana. Preocupados con la posible falta de habilidad de algunos de los jugadores convocados para el anuncio, los propietarios de la tienda de ropas mandaron confeccionar una chaqueta especial, con bolsillos grandes, para que no hubiera dificultades en el rodaje del spot. Bastaba con abrir el bolsillo para que la moneda allí cayera.

Nilton Santos se quedó avergonzado: ¿Cómo iba a aparecer en un anuncio, que sería mostrado en las cadenas de televisión, con aquella chaqueta de bolsillos tan desproporcionados? Lo peor es que ya no había posibilidad para buscar una americana de bolsillos normales y el anuncio se iba a anular.

Nílton resolvió entonces el problema:
- Déjelo - dijo. Tranquilo, que lo arreglo.

Cogió la moneda, la lanzó arriba, la durmió en el zapato e hizo tres o cuatro malabarismos. Cuando el director del spot ya estaba inquieto, Nilton Santos dio con más fuerza en el control de la moneda y cuando se caía, dio un paso atrás y la embolsó en el bolsillo de monedas del pantalón. Quien estaba presente quedó boquiabierto.

Ecrito por Pelé.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada