Scarone

Cuarenta años antes que los brasileños Pelé y Coutinho, los uruguayos Scarone y Cea desbordaban las zagas rivales con sus pases de primera y en zig-zag, que iban y venían de uno al otro en el camino hacia la meta, tuya y mía, cortita y al pie, pregunta y respuesta, respuesta y pregunta: la pelota rebotaba sin detenerse, como en una pared. Ya se llamaba "la pared", en aquellos tiempos, a esa manera rioplatense de atacar.

Héctor Scarone servía pases como ofrendas y hacía goles con una puntería que afilaba, en las prácticas, volteando botellas desde treinta metros. Y aunque era más bien bajo, en el juego de alto los madrugaba a todos. Scarone sabía flotar en el aire, violando la ley de gravedad: cuando saltaba en busca de la pelota, allá arriba se desprendía de sus adversarios dando una vuelta que lo dejaba de cara al arco, y entonces cabeceaba al gol.

Lo llamaban "el Mago" porque sacaba goles de la galera, y también le decían "el Gardel del fútbol", porque jugando cantaba como nadie.
Fuente: Eduardo Galeano

1 comentario:

BetoCrash dijo...

Hola que tal, ok el vinculo de tu pagina ahora figura como Historias del Futbol Mundial, saludos cordiales desde Peru .

Publicar un comentario en la entrada