El gol de Sunderland

Fue en 1979. En el estadio de Wembley, Arsenal y Manchester United disputaban la final de la Copa inglesa.

Un buen partido, pero nada permitía sospechar que de pronto iba a convertirse en la más eléctrica final de cuantas han acontecido, desde 1871, en la larga historia de la Copa. Iba ganando el Arsenal, 2 a 0, y poco faltaba para terminar. El partido estaba liquidado, ya la gente se marchaba del estadio. Y súbitamente se descargó una tormenta de goles. Tres goles en dos minutos: un certo remate de McQueen y una linda penetración de McIlroy, que eludió a dos defensas y también al arquero, dieron el empate al Manchester entre el minuto 86 y el 87, y antes de que se cumpliera el minuto 88, el Arsenal recuperó la victoria.

Alan Brady, que fue, como de costumbre, la gran figura del partido, armó la jugada del 3 a 2 definitivo, y Alan Sunderland la culminó con un limpio disparo.
Fuente: Eduardo Galeano


Goles del partido

1 comentario:

Luis Antonio Reyes dijo...

Buen blog amigo. Te agregué entre los links de EN LA CANCHA.

Saludos

Publicar un comentario en la entrada