Entrevista a Jairzinho

Es el único campeón del mundo que haya marcado como lo mínimo un gol en cada partido de una fase final de un Mundial. En el Mundial de 1970, en México, era uno de los cinco nº10, una de las cinco estrellas que brillaron en ese Brasil de ensueño. Una selección ofensiva, jugadora, creativa, que gozaba del lujo de cinco organizadores o medios ofensivos de cinco de los mejores clubes brasileños, Jairzinho del Botafogo, Pelé del Santos, Tostão del Cruzeiro, Rivellino del Corinthians y Gérson del São Paulo...

P. JAIRZINHO ¿ES POSIBLE VER OTRA VEZ, COMO EN 1970 UN EQUIPO CON CINCO Nº10, EN EL FÚTBOL ACTUAL?

No, queda ahora muy, muy difícil. Primero casi ya no existen nº10. Zagallo tuvo mucha suerte de tener 5 nº10 en el mismo equipo y en la misma época. Tuvo mucha suerte de poder reunir tanta calidad.... y visión también. El fútbol de hoy es diferente. Es más táctico, es más defensivo que ofensivo. Podemos observar como los equipos juegan sea un 5-3-2 o un 5-4-1.

La táctica del fútbol moderno, prácticamente elimina la participación del hombre más inteligente, del jugador que tiene la lectura más amplia del juego... de Ronaldinho del Barcelona o antes de Zidane del Madrid...
Hoy, siempre buscas un nº10, pero no lo encuentras. Es mucho más difícil encontrar que en los años 60. Nuestro Brasil del 70 aún tenía dos o tres creadores más en el banquillo (Paulo César Caju, Éder, Dirceu Lopes)...

Zagallo tuvo esa suerte pero también esa visión de arriesgarse a poner sólo jugadores ofensivos, inteligentes y creativos en campo. No es cualquier entrenador que hace esto. Desde entonces, nadie tuvo esa audacia y visión.


P. ¿FUE FÁCIL ADAPTARSE Y JUGAR JUNTOS, PARA ESOS CINCO GRANDES Nº10?


Es interesante, porque yo por ejemplo empecé a jugar en Botafogo de extremo izquierda, luego jugué de delantero centro, después de extremo derecho y por fin me fijé en la mediapunta, el nº10. Pero, como todos en este Brasil del 70, mi formación antes de ser juvenil y profesional fue en los campos de tierra, en los descampados, en plazas, en la calle, todos esos pasos de la infancia para mejorar el rendimiento técnico, la habilidad, que te prepara para intentar llegar al máximo nivel.


P. ¿ES DIFÍCIL LLEVAR EL Nº10 EN LA ESPALDA?


(Risas) Hoy, en Brasil cualquier usa el número 10. También, cualquier usa el número 33 ó 99... Antes en el fútbol de mi generación, en los años 60 ó 70, llevar el número 10 era de gran significado... el jugador que llevaba la camiseta nº10, era el jugador que marcaba la diferencia, el jugador que hacía el juego más alegre, el jugador que participaba más de la inteligencia de juego, una palabra ya olvidada. El mediapunta tenía grande técnica también, etc...

Antes, la camiseta nº10 era reservada y preservada. Hoy, hay muchos jugadores sin cualidades técnicas, que llevan el nº10. Yo creo que es una agresión a la camiseta nº10.


P. ¿CREE QUE LA CALIDAD TÉCNICA HA BAJADO?

Con certeza, la calidad técnica del jugador bajó. Los sistemas son responsables de eso. Las escuelas de fútbol de hoy ya no saben cómo formar cracks. Sólo fabrican jugadores de fútbol. Forman atletas, jugadores que van a entrar en el sistema, en cualquier sistema donde prevalecen las cualidades físicas sobre las técnicas o creativas. La libertad, la inteligencia de juego, la creatividad han desaparecido.

P. ¿CUÁL ES LA SITUACIÓN DE LAS ESCUELAS EN BRASIL?

Hay muchas escuelas y centros de formación para niños desde los 7 años, pero lo que es más importante, es la formación de la calle en la infancia. En consecuencia de la expansión inmobiliaria y urbanística mundial, ya no hay terrenos o plazas para que los niños juegan. Los espacios van disminuyendo en Europa y también en Brasil. En 20 años, hubo una increíble reducción de espacio para el juego de fútbol de los chavales, incluso por ejemplo en Río de Janeiro.
En muchas escuelas de fútbol de Brasil los niños pueden entrar a los 7 ó 8 años ... Pero sólo los que tienen posibilidad económica. Sin dinero, el niño excluido va a jugar en la calle, pero ya no hay casi espacios.

P. ¿EL ARTISTA AÚN EXISTE?

Cada año, los sistemas defensivos y súper-defensivos -que progresan- van eliminando los jugadores técnicos e inteligentes y los artistas.
Hoy, hay mucha gente jugando, pero la gran mayoría son atletas. El jugador técnico, artístico, creativo o inteligente desaparece poco a poco.

P. ¿QUIÉN ES EL Nº 10 DE HOY?

Aunque existen pocos, los creadores o mediosofensivos actuales como Ronadinho Gaúcho y Riquelme -los mejores o escasos nº10 de hoy- van a imponer el ritmo del partido a los compañeros y sobretodo, a los adversarios. Sus movimientos y la diversidad de juego son la gran responsabilidad del nº 10 como Riquelme o Ronaldinho. Son ellos que organizan y dictan la forma de jugar.

P. ¿ACTUALMENTE, LA FORMACIÓN ES BUENA?

Yo conocí las dos modalidades: la formación de la calle y la más reciente de las escuelas. La gran diferencia es la introducción de la preparación física en el fútbol moderno, sustituyendo el esfuerzo natural de correr todo el día y de hacer hasta veinte partidillos diarios... Soy partidario de la introducción del balón en los entrenamientos, en vez de sesiones exclusivamente físicas. Sobre 7 días de la semana del jugador, creo que 6 tienen que ser con la pelota. Hoy, veo como un error esa preparación física del fútbol sin pelota. Al final, él va a jugar partidos, va a competir con el balón una o dos veces por semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada