Baggio

En estos últimos años, nadie ha ofrecido a los italianos tan buen fútbol ni tanto tema de conversación. El fútbol de Roberto Baggio tiene misterio: las piernas piensan por su cuenta, el pie dispara sólo, los ojos ven los goles antes de que ocurran.

Todo Baggio es una gran cola de caballo que avanza espantando, en elegante vaivén. Los rivales lo acosan, lo muerden, golpean duro. Baggio lleva mensajes budistas escritos bajo su brazalete de capitán. El Buda no evita las patadas, pero ayuda a aguantarlas. Desde su infinita serenidad, también ayuda a descubrir el silencio más allá del estrepito de las ovaciones y las silbatinas.

Fuente: Eduardo Galeano


Lo mejor de Roberto Baggio

1 comentario:

Santiago dijo...

Un maestro del futbol baggio. Dale te agrego a mis links, agregame.
Un saludo

Publicar un comentario en la entrada