Matthews

En 1965, a los cincuenta años de edad, Stanley Matthews todavía provocaba graves casos de alucinación en el fútbol inglés. Los psiquiatras no daban abasto para atender a las víctimas, que habían sido normales hasta el maldito momento en que se habían topado con este abuelo demoníaco, enloquecedor de zagueros.

Los defensas lo agarraban de la camiseta o del pantalón, le aplicaban llaves de lucha libre o le tiraban patadas de página policial, pero no podían pararlo porque nunca lograban atraparle las alas. Matthews era puntero, que en inglés se dice winger. Wing significa ala, y Matthews fue el winger que más alto anduvo sobre tierra inglesa, a la orilla de la cancha.

Bien lo sabía la reina Isabel, que lo hizo sir.

Stanley Matthews, extremo derecha del Blackpool y Stoke City, aún jugaba en primera división inglesa a los 50 años, acumulando 33 años de carrera profesional y dribles.
Fuente: Eduardo Galeano


Lo mejor de Stanley Matthews

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada